jueves, 4 de mayo de 2017

Ese tribunal no conoce la conducta real de mi hijo

Tomasa Blanco Soris

Trinidad, año 58 de la Revolución 

Dirigido a la Fiscalía Municipal de Trinidad.

Mi nombre es Tomasa Blanco Soris, soy una anciana de 84 años y con dirección particular calle Fidel Claro 64, entre Pedro Zerquera y Anastasio Cárdenas, municipio Trinidad, provincia Santi Spíritus.

Por este medio le pido a la Fiscalía Municipal que se investigue la situación de mi hijo Raidel Lozano Blanco de 48 de edad que fue sancionado por el Tribunal Municipal de Trinidad el pasado mes de diciembre del 2016 a 10 meses de privación de libertad por un delito de amenaza a su hijastro.

El problema está en que mi hijo es primera vez que está preso y como tal tiene el derecho a salir cuando cumpla un tercio de la sanción, como lo que establece la ley penal, lo que significa que debe cumplir de 4 a 5 meses si mantiene buena disciplina y conducta en el penal, lo cual ha cumplido en su totalidad y según la ley este es un derecho que tienen todos los recluso que son primarios.

Esto se le ha denegado a mi hijo porque el Tribunal Municipal de Cabaiguan, a más de 100 kilómetros de Trinidad de donde él,  emitió una sanción extra para que mi hijo tenga que cumplir los 10 meses en la cárcel.

Esto es una violación de sus derechos como ciudadano y como persona ya que él no vive en Cabaiguan y ese tribunal no conoce la conducta real de mi hijo, un hombre trabajador que en ese momento cometió un error como lo puede cometer cualquier ciudadano en un momento determinado.

Además quiero alegar que mi hijo se le hizo un análisis y está contagiado con hepatitis B por lo que le deben dar sus derecho primario de salir de la prisión de inmediato para que pueda tratarse esa enfermedad en mejores condiciones.

Mis más sinceros saludos, Tomasa Blanco Soris     

Por Rene Miranda Lozano Defensor del Pueblo y Delegado CID en  Trinidad.


Regresar al blog CubaCID


 Regresar a página central CubaCid.org     

0 comments:

Publicar un comentario